La piel es el órgano que más en contacto está con el mundo exterior